El Peor Regalo Esta Época Navideña

En un reciente viaje de compras navideñas, entre decoración festiva y fabulosas ventas, me tomó por sorpresa por un producto – cigarrillos electrónicos. Desde los quiscos en centros comerciales hasta las tiendas locales, desde tiendas de regalos hasta supermercados, estos productos se encontraban en todos lados.

Este año, más y más jóvenes están siendo expuestos a las tácticas de mercadotecnia de la industria tabacalera y cigarrillos electrónicos. Más y más jóvenes pasaran frente cigarrillos electrónicos con colores brillantes, liquido electrónico con sabor a fruta y dulce y cachimba electrónica baratos patrocinados por celebridades y ofrecido a precios extremadamente descontados – justo a tiempo para la época navideña.

En los últimos 25 años, se ha logrado mayor progreso en California en relación a reduciendo los índices de fumadores jóvenes y previniendo la industria tabacalera de promocionar sus productos a los niños. Índices de fumadores adultos bajaron por menos de 50% entre 1965 y 2012. Se salvaron muchas vidas.

Desafortunadamente, la industria tabacalera sigue con los mismo. Cigarrillos electrónicos fueron introducidos a los Estados Unidos hace ocho años y han resultado ser especialmente atractivos a los jóvenes. Uso de cigarrillos electrónicos triplicó del 2013 al 2014 entre los alumnos de secundaria y preparatoria en California. Casi 9 por ciento de los alumnos del 8vo año y 16 por ciento de los alumnos del 10mo año en California usan cigarrillos electrónicos regularmente. Estamos viendo tiendas de cigarrillos electrónicos en casi cada esquina, hasta en los centros comerciales donde se juntan los niños y jóvenes con sus amigos y familia.

Ya sea al caminar por la calle, escuchar el radio o simplemente al prender la televisión, anuncios de cigarrillos electrónicos existen en todos lados. De hecho, en el 2014, se gastó 120 millones de dólares en publicidad sobre cigarrillos electrónicos. Mercadotecnia de cigarrillos electrónicos está reestableciendo el fumar, al mismo tiempo introducir una nueva generación de jóvenes a la adición de nicotina.

Y mientras que varios de estos anuncios reclaman que cigarrillos electrónicos son “inocuos” y una “alternativa segura” al fumar productos tradicionales del tabaco, reciente investigación indica que jóvenes que de otra forma nunca hubieran fumado cigarrillos tradicionales son ocho veces más probables comenzar si es que han fumado cigarrillos electrónicos. Además, cigarrillos electrónicos producen un aerosol toxico que contiene al menos 10 químicos que se saben causar cáncer y peligro reproductivo.

Como madre de compras para regalos para mi familia esta época navideña, me sorprendí y entristece en ver que de nuevo la industria tabacalera está intentando tomar ventaja de nuestros jóvenes al vender estos productos peligrosos tan pesadamente, especialmente durante esta época del año. Hay que cuidar nuestra salud primeramente y proteger nuestros jóvenes de una vida de adicción.

Kari Moya, MPH
Coordinadora del Programa, programa de Control Tabacalero VCC